ABIMÓVEL e INP se unen en función del recrudecimiento de la pandemia COVID-19

Think Plastic Brazil

En una carta enviada al Secretario Especial Carlos Costa, firmada por Maristela Longhi, Presidente de ABIMÓVEL – Asociación Brasileña de las Industrias del Mobiliario, y por Miguel Bahiense Neto, Director Superintendente del INP – Instituto Nacional del Plástico, –  las entidades nacionales, asociadas y con sinergia informaron que se unen en función del recrudecimiento de la pandemia COVID-19, de la paralización de las industrias en todo país y, como consecuencia de los impactos negativos aún no medibles en nuestras cadenas productivas.

 

El documento indica que:

“La paralización total de algunas unidades productivas y parques industrias, la imposibilidad de honrar con proveedores y minoristas, la interrupción de centenas de contratos firmados de exportación, los compromisos contractuales y financieros asumidos con el sistema bancario a vencer, tasas y tributos a ser honradas en todos los niveles (municipales, estatales y federales) y los miles de contratos de trabajo con colaboradores en el país nos preocupan profundamente”.
Relevancia de la representatividad de las entidades:

ABIMÓVEL – ASOCIACIÓN BRASILEÑA DE LAS INDUSTRIAS DEL MOBILIARIO

Industrias: 18.592
Sindicatos patronales: 11
Empleos:339
Producción de piezas: 437,5 millones
Exportaciones: R$ 644 millones

Estos números reflejan la importancia de la industria de muebles para el país, que representa la 8ª cadena intensiva en mano de obra. En el comercio internacional la industria brasileña es la 30ª exportadora, siendo que Brasil ocupa el 6° lugar en el mundo con R$ 67.4 mil millones producidos, y es el 68° mayor importador con US$ 549 millones.

 INP – INSTITUTO NACIONAL DEL PLÁSTICO

Empresas: 127
Empleos: 934
Facturación: R$ 78,3 mil millones

Obs: por cada R$ 1 millón adicional de producción del sector de transformados plásticos son generados 29 empleos, se aumenta R$ 3,35 millones en la producción total de la economía y se aumenta R$ 1,3 millón en el PIB brasileño. Destacamos también la importancia del sector plástico para industrias y servicios que abastecen al mercado de salud/hospitalario y de envases, no solo para productos médicos y medicamentos, sino para alimentos también. Estos, sin dudas, son sectores que tienen aplicaciones en plásticos fundamentales para el escenario que Brasil vive con el COVID-19.

En función de lo expuesto las entidades signatarias se unen y les reiteran a las autoridades brasileñas y a sus equipos que evalúen la posibilidad de la adopción de medidas que puedan minimizar el impacto de esta crisis en las empresas de todos los tamaños – pequeñas, medianas y grandes empresas – de nuestras cadenas productivas, en los puestos de trabajos,  en las deudas y tributos a ser  honrados, en el mercado interno y en las exportaciones por un período de 06 a 12 meses, como:

  • Cambio en el plazo para el pagos de los impuestos federales para 90 días – IPI, PIS, COFINS, INSS y FGTS;
  • Aumento/dilatación de los plazos de los contratos de ACCs para 540 días (el máximo hoy son 360 días), de los contratos de PPEs para 360 días (hoy 180 días) que están venciendo.  Si las exportaciones se detienen, las industrias no podrán cumplir los contratos dentro del plazo límite de 360 días;
  • Moratoria de 3 a 4 meses en los contratos de financiamientos, pasando las prestaciones de abril, mayo, junio y julio para el final del financiamiento, o sea, incorporando 3 a 4 prestaciones, solamente para las empresas que están en día con sus pagos y obligaciones;
  • Descuento de la prestación patronal del INSS durante los próximos 3 meses;
  • IPI cero en los próximos 3 meses, pues la facturación disminuyó drásticamente;
  • Aumento de la liquidez a través de la política monetaria a través de la reducción de la tasa de pago del compulsorio;
  • Abertura de créditos presupuestarios extraordinarios conforme está previsto en el fundamento legal: (i) mitigación de la crisis de la salud; (ii) mantenimiento del empleo; y (iii) ampliación de la seguridad social;
  • Estímulo al aumento de la oferta de crédito ágil y de bajo costo para las empresas;
  • Creación de línea de crédito automática de bancos públicos específicamente para el pago de: (i) impuestos y obligaciones accesorias cuyo plazo de pago fue prorrogado o no. En esta hipótesis, el contribuyente puede optar por la prorrogación del plazo de pago del impuesto o acceso a la línea de crédito con esta finalidad;
  • Aumento del porcentual del crédito de REINTEGRA;
  • Aprovechamiento integral del Crédito PIS/COFINS;
  • Ampliación de la exención de la Nómina;
  • Certificado Negativo de Débitos: renovación automática por 90 días de los CNDs que venzan en el período en que las medidas contra la propagación del Coronavirus estén vigentes;
  • Flexibilización de las reglas de suspensión temporal del Contrato de Trabajo para eliminar la necesidad de celebración de convención o acuerdo colectivo de trabajo, así como la obligatoriedad del empleador de viabilizar un curso de calificación profesional;
  • Mantenimiento de la regla legal de que el empleador podrá concederle al empleado una ayuda compensatoria mensual, sin naturaleza salarial, durante el período de suspensión.
  • La suspensión será viabilizada mediante un entendimiento directo entre empleador y empleado.
  • Modificación del plazo de duración sin la exigencia del mínimo legal.

Vea el documento completo haciendo  clic aquí.